MATEMOS NUESTRO PLANETA
 
Pues eso mismo, hagamos polvo nuestra querida roca que nos transporta por el universo, total, si al final colonizaremos Marte ¿para que queremos entonces a nuestra madre Gaia?. Que absurdo, tristemente absurdo, patético, cómo diria otra persona por ahí.
 

En este apartado incluiremos absurdeces varias, desde la destrucción sistemática de nuestro planeta hasta las leyes de Murphy, como aquella que dice que cada vez que se nos cae la tostada lo hace del lado de la mantequilla.
 

 
 
 
 
 
 
Esta página está en cosntrucción, perdonad las molestias
TeODeM